Los 'David' que sostienen la economía

Natali Cortes - CafésinergiaPor Natalí Cortés Sobolieva

Los programas de apoyo a los emprendedores intentan, ante todo, permitir el desarrollo de algunos objetivos estratégicos para las pymes, en ellos se trabajan con herramientas creativas e innovadoras para obtener algo nuevo en el mercado o realizar algunos cambios dentro de la empresa, pero a lo largo del tiempo eso nunca garantiza el éxito y el crecimiento de la compañía.

Hoy en día, la economía está funcionando por las pymes. Según el DANE más del 94% de la economía en los países andinos se basa en ellas. Son un gran eslabón de la cadena y los países deben ayudarlas a sobrevivir y a crecer.

En mi carrera como consultora, trabajando con la Cámara de Comercio de Cali en programas, para ayudar a diferentes tipos de pymes a hacer crecer sus negocios y ser más competitivos, noté que más del 75% de los propietarios comienzan su negocio por necesidad o porque ellos mismos desean ser  sus propios jefes, pero eso no quiere decir que estén listos para construir una empresa, es más, ni siquiera la gestionan administrativa o estratégicamente.

Las pymes, en muchos casos, cuentan con una estructura organizacional demasiado simple, tal vez 2 o 3 personas, algunos empleados, y con roles poco claros. Ese fue un reto para mí al trabajar con ellos, porque las tareas diarias llevaban mucho tiempo y los propietarios o el equipo, siempre estaban trabajando enfocados solo en vender, sin importar que, el objetivo final era vender.

Esa situación me hizo reflexionar en que las pymes carecen de un foco claro de crecimiento o que tal vez sus objetivos estratégicos no estén definidos, o incluso, que no estén listas aún para crecer por no tener la estructura y no saber cómo hacerlo; pero a mi manera de analizarlo, la razón más importante es que no han desarrollado las capacidades suficientes para crecer, y eso ¡eso se logra capacitándose!

Frases para pensar

¿Está la compañía lista para crecer? O ¿Estoy yo listo para hacer crecer mi compañía?

¿Si el problema no fuera el dinero qué cambiaría en mi empresa?

¿Más del 60% del tiempo de mi vida personal se lo dedico a mi empresa?